PANDEMIA COVID-19 | MARZO-DICIEMBRE 2020

Este año 2020, vino cargado de sorpresas, nadie esperaba lo que nos iba a venir.  Para reducir el estrés y el impacto emocional que suponía para los residentes y para las familias, la residencia Bon Repòs habilitó una forma de comunicarse a través de las nuevas tecnologías con videollamadas. Durante el confinamiento, todo el equipo técnico, dedicó la jornada para que todos nuestros residentes pudieran comunicarse con sus familiares. Fueron momentos duros, pero a la vez, emotivos donde aprendimos muchísimo y recordamos lo importante que son los pequeños detalles. 

Todo el personal de la residencia se implicó muchísimo, se incrementaron las medidas de higiene y seguridad dentro de la residencia, y todo el personal bien equipado y protegido para mantener seguros a nuestros residentes.

Tuvimos que cambiar completamente nuestra forma de trabajar, cambiar día a día en función de las normas de Sanidad.  Una vez pasado el confinamiento, empezamos con las visitas de los familiares tanto dentro como fuera, fue un momento muy esperanzador, pero aún así, dependiendo de los contagios en la comunidad se tuvo que suspender las visitas en varias ocasiones por orden de Salud.

Se adaptaron los talleres y actividades cumpliendo con las normas de seguridad, celebramos cumpleaños dentro de lo que era posible, también dirección hizo una comida a modo de celebración cuando toda la residencia era negativa, en definitiva, todo lo bueno era un motivo de celebración.

La navidad no fue una excepción, también tuvimos que adaptaron a la situación. Celebramos el Caga Tió y los Reyes. Todos los familiares nos trajeron sus regalos para ellos con mucho cariño, a pesar de no poder celebrarlo junto a ellos como otros años. A pesar de no poder estar en la celebración, los familiares tenían visitas para poder verlos en esas fechas tan señaladas.

En definitiva, un año atípico y muy duro para las residencias. Han sido momentos difíciles, pero, aun así, no nos rendimos. Lucharemos entre todos, para volver a la normalidad, con esfuerzo y constancia, por un 2021 infinitamente mejor.

Nuestros mayores son el motivo de seguir hacia adelante día a día